CONVENTO DE SAN PEDRO O DEL CARMEN

Este centro religioso, uno de los más importantes de Pastrana debido a que por él pasaron las personas más importantes ligadas a la reforma carmelita del siglo XVI, como Santa Teresa o San Juan de la Cruz, se abre cerca de la villa, en pleno corazón del valle del río Arles.

En los libros podemos encontrar referencias a él como convento monasterio de San Pedro o bien del Carmen. Hoy pertenece a la orden de los franciscanos. La idea doble viene de la ermita de San Pedro, el primer núcleo religioso habitado del lugar en cuyo interior había un retablo con la Virgen del Carmen.

Su fundación se origina en 1569 cuando llega a Pastrana Santa Teresa de Jesús, después de seguir el aviso de un paje de los príncipes que le instaban a fundar en la villa alcarreña. Teresa abandona Toledo y marcha a Pastrana siguiendo la encomienda de los príncipes.

Empezó siendo muy pobre, construyendo apenas una casas de maderas y un templo alrededor de la ermita de San Pedro cedida por los príncipes a Ambrosio Mariano Azzaro y a Juan Nardush, más conocido éste por fray Juan de la Miseria. Se trataba de dos ermitaños italianos que teresa conoce a su paso por Madrid de la mano de Leonor de Mascareñas.

Junto a este edificio se encuentra también la llamada cueva del Santo Sordo, otro enclave interesante del complejo.

En el Museo de los Franciscanos podemos descubrir las pinturas que fray Pedro González de Mendoza mandó hacer en el siglo XVII de sus padres, los príncipes de Éboli, además de los momentos más interesantes de la fundación del cenobio con sus protagonistas. junto a estas líneas vemos la cesión de la ermita de San Pedro a Teresa de Jesús, por parte de Ruy Gómez de Silva, príncipe de Éboli.

En la actualidad el conjunto aunque conserva su parte religiosa dirigida por los franciscanos, también es la llamada Hospedería Real de Pastrana. En ella podemos disfrutar de salones para acontecimientos, restaurante, cafetería, alojamiento, etc.

© Nacho Ares 2004