PEDRO GONZÁLEZ DE MENDOZA
(1570?-1639)

Fray Pedro González de Mendoza (1570?-1639) era el hijo menor de la princesa de Éboli. Se llamaba Fernando de Silva y Mendoza pero cambió su nombre en honor de su antepasado el Gran Cardenal Mendoza al hacerse franciscano.
Nació en Madrid e inicialmente fue menino del futuro Felipe III. Ante la oferta del papa Gregorio XIII de hacerle cardenal, le instaron a entrar en religión, pero Pedro escogió hacerse franciscano profesando en el monasterio de La Salceda.
Este monasterio estaba situado en el término de Peñalver, a 8 kilómetros de Tendilla. Fue fundado en 1376 por Fray Pedro de Villacreces y el futuro cardenal Cisneros fue guardián en este convento hasta que fue llamado por los Reyes Católicos en 1492. En el se encontraba la imagen de la Virgen de la Salceda. Fray Pedro fue prior en La Salceda y luego Provincial de la Orden franciscana en Castilla. Protegió mucho a este monasterio.
Fray Pedro pertenecía al entorno del duque de Lerma, favorito de Felipe III, y logró que el rey y la reina Margarita visitaran La Salceda a su vuelta de Valencia el 2 de marzo de 1604. Obtuvo los cargos de Arzobispo de Granada (1610) y Zaragoza (1615) y Obispo de Sigüenza (1623). Tras la caída de Lerma, fray Pedro vivió sus años restantes retirado en su obispado de Sigüenza, lejos de la corte debido a su cercanía al partido caído en desgracia.
Mecenas y arquitecto aficionado, fray Pedro engrandeció la colegiata de Pastrana (a la que donó algunos de sus famosos tapices), edificó el crucero del coro en la catedral de Granada, las casas arzobispales en Zaragoza y reformó la catedral y edificó la fortaleza de Sigüenza. Fue un buen teólogo y defensor del Dogma de la Inmaculada Concepción de María. Al estar su madre encarcelada y su hermano mayor en Flandes, se encargó de administrar los bienes familiares desde Pastrana. Mientras que su padre protegió a la minoría morisca, fray Pedro era un firme partidario de su expulsión de España.
Entre otras obras fray Pedro escribió la Historia del Monte Celia (1616) acerca del Convento de La Salceda, Cartas Pastorales (1619), Inmaculatae Concepcionis y Canción a la Concepción de Nuestra Señora, evidentemente obras poco interesantes para el que no guste los temas religiosos.
Al igual que sucede con la hermana menor de la familia, Ana de Silva, de Fray Pedro se conserva un lienzo anónimo fechado en el siglo XVII y que hoy puede verse en el Museo de la colegiata de Pastrana.


Extraído de:
http://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/depaz/mendoza/fraypedr.htm
(Con permiso del autor José Luis García de Paz. Consúltese la web para actualizaciones).